En recuerdo de Ingrid, compañera trans

26 januari, 2010

Ingrid es una víctima más de la violencia de género que vivió como mujer trans.Ya que, dentro de los roles femeninos que fue adoptando a lo largo de su vida, tuvo en aquel que daba marco a su relación de pareja, la infausta situación que la llevaría a un viaje sin retorno que apagó su vida misma, al involucrarse enuna situación de violencia en la pareja que, en su caso como en muchos otros, terminó en un feminicidio.

El día lunes por la mañana discutía acaloradamente con su pareja, ella rechazóla violencia habitual y seguramente lo rechazó enérgicamente anunciando unaruptura, momentos que ya no podrá relatarnos, ni podremos conocerlos concerteza. Él acostumbrado a someter por la violencia a sus parejas, a considerarlas su propiedad desde la perspectiva del macho, salió de sus casillas al ver que Ingrid lo desafiaba. Según el parte policial, en un acto de cólera y ofuscación la golpeó brutalmente en la habitación, se encontraron rastros de sangre por todos lados y, se presume que, para encubrir sus actos nefastos la levantó en peso y la lanzó por la ventana hacia la calle (la avenida Colmena). Cayó desde un segundo piso de cabeza, sin oportunidad de defenderse porque ya estaba inconciente por los golpes previos, esto agravó el Traumatismo Encéfalo Craneano que le diagnosticaron. No volvió a recobrar el conocimiento hasta su deceso, que se produjo el día de ayer a las 10 de la mañana, en que el astro sol se esforzó en brillar para mitigar la pena por la sensible muerte de nuestra compañera transgénero.

Todas sus amigas y compañeras trans están haciendo las gestiones para denunciar este execrable crimen para que no quede en la impunidad, como también los arreglos necesarios para su velorio hasta su retorno a la tierra de Pucallpa que la vio nacer.Esperamos que este hecho sirva como una ocasión para reflexionar sobre el extremo al que pueden llegar las relaciones que reproducen lo más sórdido de las relaciones de género, donde la violencia es el eje de la dinámica que comprometen a dos personas en una relación disfuncional que puede llevarlos/as a vivir una historia de penas, huellas, frustraciones e, incluso, muerte. Acompañamos a las compañeras de “Luchando Unidas por el Futuro” en su dolor, por esta sensible y prematura pérdida. La Charapa, como era conocidaentre sus amigas, recién cumplió los 23 años junto con el Nuevo Año.

¡Ingrid, permanecerás por siempre en nuestros corazones!

¡No a la impunidad!

¡Respeto a la vida, a la identidad trans, a la mujer trans!

Nota: se adjunta una compilación de imágenes de su trayectoria aprendiendo a defender sus derechos

Lees ook